05 jun 2017 Publicado en: Productos
¿Qué son las mascarillas coreanas?

¿Qué son las mascarillas coreanas?

Una mascarilla es una capa (lámina, toallita, gorra, guante, parche) de productos que se aplican en la piel u otras partes del cuerpo, por ejemplo en el rostro, con alguna finalidad de salud y/o estética. Existen mascarillas con funciones específicas para cada necesidad lo que justifica el número tan amplio que podés encontrar en el mercado. Dentro de dichas funciones podemos encontrar: hidratar, exfoliar, dar luminosidad, revitalizar la piel, limpiar,  blanquear, relajar, reducir arrugas, tonificar, renovador celular, entre otros.


2-embelle-tratamientogold-mascarillasfac3-portada-mascarillas.jpg


¿Cuáles son su beneficios?

Sus  beneficios son rápidos, casi instantáneos, ya que concentran altas dosis de activos (suero que contiene sustancias y esencias nutritivas que penetran en la piel). Vienen en sobres individuales (pétalos, trozos, gorras, guantes, botas), de un solo uso. Están empapadas en producto (muchas de ellas en  sérum, esencias y cremas), lo que las torna una fuente muy rica de nutrición.

En sus orígenes solo preponderaron las mascarillas faciales, pero con el paso de tiempo y la innovación de los coreanos, aparecieron mascarillas para tratar diferentes partes del cuerpo como ser: uñas, manos, pies, cabello.


tipodemascarilla.jpg


Ahora nuevas versiones han incorporado mascarillas para el rostro simulando trozos de frutas, plantas, verduras y hasta flores. También podemos encontrar mascarillas con un efecto mucho más específico como ser: labiales, para el mentón, para la frente, para la líneas de expresión al costado de los labios, para el cuello, entre otras. Es un mundo de nunca acabar y están a la vista sus beneficios para usar e incorporar a la rutina diaria!

¿Qué tipo de mascarillas existen?

Las dividimos según su material y finalidad para armar 7 categorías.

Gel y Crema
De arrastre (barro/ arcilla)
Peel Off
Sleeping Pack
Papel o Algodón (Cotton)Hidrogel
Bio- Celulosa o Tencel
Se dejan en el rostro o zona específica a tratar por unos minutos y luego se retiran con agua tibia. La diferencia entre ambas es su textura y que en el caso de la crema se debe dejar secar en la piel para que haga efecto y luego, se retira. Son mejores para pieles normales, pero de aplicación trabajosa.
Estas son las típicas mascarillas exfoliantes. Se aplican masajeando la piel de forma circular para que se  lleve la suciedad y las células muertas. Se dejan  unos minutos y luego y se aplica agua tibia para retirar. No recomendables para pieles secas, sino para aceitosas/ grasas.
Este tipo es bien especial, ya que sus usos van desde exfoliar el rostro hasta disminuir  los poros. La idea es aplicarla en toda la cara, esperar a que se seque y luego retirarla, como cuando uno tiene cola fría en las manos y tienes que tirar desde un extremo para que salga completo. No es recomendada para pieles sensibles o secas.
Su uso es bien interesante. Después de tu limpieza nocturna la aplicas en el rostro y la dejas. La idea es  que actúe toda la noche mientras duermes. A la mañana siguiente la retiras con un poco de agua tibia. Generalmente tiene un uso especifico que es el blanqueo.
Estas  mascarillas con forma de cara, que vienen mojadas en los productos que irán en tu rostro. Se aplican posicionándolas en la cara y esperando unos minutos a que hagan efecto, luego las retiras. Su  fórmula principalmente se compone de gel, esencia y  cremas.
Absorbe mucho menos y tiene peor adherencia que las otras.
Es un gel con forma de rostro formulado con colágeno marino y  otros ingredientes funcionales. El hidrogel hidrosoluble ayuda a la   absorción de ingredientes activos para el cuidado de la piel como el colágeno y la arbutina. Absorben y adhieren mucho mejor que las de algodón o papel.
Es lo último en máscaras. Es un material vegetal natural muy fino de producción ecológica. Se adhiere al rostro 10 veces mejor que papel o algodón, como una segunda piel creando una barrera que protege contra factores externos como irritantes, contaminantes y alergenos. Es un transporte ideal de humedad, higiénico, amigable para la piel e ideal para pieles sensibles. Aplicable para todos los usos.

¿Cómo usarlas?

Es muy fácil, limpia la zona a utilizar y aplica el producto, masajeando el exceso de serum.  

Enfocado en la mascarilla facial:

1) Limpia la piel. Es mejor el resultado si le aplicas antes alguna clase de tónico. 

2) Coloca la máscara en el rostro según se indica en las explicaciones, déjala entre  15 – 20  minutos según indique las instrucciones.  Momento perfecto para  tumbarte en el sofá y relajarte.

3) Pasado este tiempo, solo tienes  que quitártela (una gran ventaja respecto a las mascarillas  tradicionales que requieren que las elimines con agua) y aplicarte el  producto restante dándote un masaje circular.

4) No es necesario luego aplicar cremas, pero si vas a salir, protegete del sol con un buen bloqueador solar.

¿Cómo se siente?

Al aplicarlas generalmente sentirás un poco de frío en la piel, como algo refrescante. La sensación de frío se debe a la evaporación de algunos ingredientes  que ocurre debido al pequeño aumento de temperatura de la piel que se produce el contacto con la máscara. 



Publicar comentario