Si llegaste hasta aquí es porque te interesa saber un poco más de nosotros.


Soy Estefanía Sena, de profesión contadora amante de la cosmética y de los emprendimientos. Todos me conocen como Nia. De adolescente comencé un cuidado más estricto de mi piel, con la premisa de que la mejor crema antiarrugas era y es el cuidado del sol. Si bien no estudié cosmética ni nada relacionado con la piel siempre estuve informada y me interesó mucho esta materia, creo que lo traigo desde pequeña por ver a mi madre arreglarse y cuidarse la piel. Me caracteriza una sonrisa, muy buen humor y la constancia, mi caballito de batalla es la voluntad y perseverancia que le pongo a las cosas para que salgan. Y así nació Hortensia, un sueño materializado el cual hace una experiencia llena de desafíos día a día.


Un PING PONG de preguntas lo define mejor:


¿Cómo nace la idea de Hortensia?

Todo radica en un sueño, una idea con ganas de materializarse pero sin tiempo de aplicación ni recursos para hacerlo. En 2013 viajé a Colombia por trabajo  y conocí The Beauty Store, un lugar que me encantó. Se trata de un mercado de belleza (no muy coqueto) pero un lugar donde la mujer puede encontrar desde una secador, maquillaje, hasta un esmalte especial para recuperar sus uñas y cosmética de todas partes del mundo. Eso me llamó mucho la atención y despertó unas ganas de incorporar esta idea en Uruguay. Entonces empezó a rondar la idea del MERCADITO DE LA BELLEZA.

Años después, en 2016, buscando un cambio en mi vida, renuncié a la empresa en la que trabajé 7 años. Invertí todos mis ahorros en un viaje por el mundo, los cuales me hicieron replantear varias cosas de mi presente y estaba en juego el sueño de emprender. Este mismo año conocí Corea y fue ahí cuando todo cambió.


¿Por qué K Beauty? ¿Que implicó el viaje a Corea?

Durante los 4 meses de viaje descubrí Corea del Sur (recomendada por un amigo) y encontré un mundo totalmente diferente. De hecho, casi que no hice de turista, sino que me fui a Myeongdong (zona comercial) y dediqué mis 3 días a recorrer tiendas de cosméticas. Ahí hice un click que terminó de consolidar aquella idea nacida en Colombia sobre el mercado de la belleza. A diferencia de lo que vi en Colombia, esta era una idea de primer mundo con todo el ritual, innovación, calidad y coquetería que caracteriza a los coreanos. Me llamó la atención la armonía y equilibrio que tenían entre la inversión en ciencia y naturaleza la cosmética de este país. Volví a Uruguay enamorada y muy ilusionada por emprender. Exactamente al mes de haber llegado, supe que había una feria en Seúl  y le pedí a mi padre un préstamo. Sin dudarlo, me tomé un avión y asistí al evento de cosmética y belleza más grande que jamás había visto. Fueron los días más productivos y soñados para una mujer... reunirme con empresas de primer nivel, testear nuevos productos, aprender cómo funcionaba la cosmética y por último proyectar cómo aterrizaría todo eso en Uruguay. Aprender de como ellas se cuidaban, la rutina y sus 10 pasos completó mi idea de incorporar cosmética coreana e introducirme en este mundo. Regresé llena de ideas y con la convicción de que era un viaje sin vuelta atrás. Hice un estudio de mercado, se lo comenté a mi círculo más cercano y comencé con la implementación del plan de negocios.


¿Cómo nace y se forma el nombre?

Inicialmente, luego de largas charlas con amigas y familia, surgió "Boutique de la belleza" mutó de mercadillo de la belleza a algo más delicado. Meses más tarde, en la casa de mi tía, quedé enamorada de una Hortensia con la que decoró la mesa y me hizo pensar nuevamente en el nombre. Esa flor que uno siempre la ve por todos lados y que tanto me gustaba la tomé como propia y así surgió HORTENSIA - Boutique de Belleza. ¡Era simple, pero me enamoraba pensarlo!


¿Cuál fue el factor clave para la implementación de Hortensia?

Todo se trata de estar en el lugar correcto , ser constante y perseverante con lo que uno quiere.  Si bien tenía las ganas, la idea, la energía y el tiempo, imprescindible encontrarme con mi Inversor (me gusta llamarlo así) y compartirle mi proyecto. Encontrarlo ayudó a plasmar Hortensia y encaminarla.  Ya que con capitales, ideas y paciencia vio una luz, confío en mí y así esto arrancó.


¿Qué hace a mi entender la diferencia en un proyecto?

Siempre digo que tratar con las personas era una de mis cosas favoritas, y cruzarme con las personas adecuadas marcaron mi camino y el de Hortensia.

Hoy puedo decir y corroborar que a una empresa la hacen sus integrantes. Rodearme y compartir con personas inteligentes, con buena energía y ganas de trabajar hicieron a la marca. Hortensia no sería lo mismo sin las personas que hacen el día a día y el equipo formado. Y no solo lo digo por los que trabajan directamente con Hortensia, sino aquellos que aportaron un granito desde el inicio.

¿Qué conceptos me inspiraron para la creación de la marca y selección de productos?

Al buscar los productos me inspiré en 5 atributos:
  • Buscar productos innovadores para la plaza. Uruguay es un mercado excelente para realizar una prueba piloto, ya que es muy competitivo y como sabemos todos el público es acotado dado que en total somos 3,5 millones. Por lo tanto al vivir aquí sabía en que me metía, pero no quería dejar de intentarlo. La innovación constante era un arma que tenía que caracterizar a Hortensia desde el primer momento para poder empezar a pensar en algo competitivo y atractivo para el mercado.
  • Calidad superior. La búsqueda de ingredientes exóticos, ir por el plan de productos veganos, cruelty free, oil free siempre estuvieron en mi mente pero a medida que Hortensia avanza, crece y se desarrolla, estos conceptos se ven más afinados. La sinergia que tiene la cosmética coreana entre la ciencia y naturaleza llamó mi atención a la hora de elegir los productos que serían parte de esta marca.
  • Cuidado del medio ambiente. Las marcas a incorporar como premisa tenían que ser Cruelty Free, tenemos un gran compromiso de aporte al medio ambiente y creemos de manera muy firme que un producto no tiene porque ser probado en animales.
  • Poder darle a la mujer uruguaya un toque femenino, en tener productos fáciles de incorporar a la rutina que generan un mimo pero a la vez efectivos. Sabiendo con claridad que la mujer de hoy no tiene tiempo para nada porque somos muy independientes y hacemos muchas cosas a la vez. Por lo tanto el objetivo de los productos era recuperar en tratamientos fáciles la femineidad y el tiempo de mimo para uno mismo.
  • El MUST que no podía faltar era la accesibilidad en la aplicación de los productos y el precio de compra.

Algo muy importante destacar es que al inicio no fue muy fácil instalar el nombre en el mercado, ya que los productos tenían su propia marca y no era Hortensia. Por lo tanto era doble desafío:
1) hacer que el nombre Hortensia llegara a oídos de todos y se entienda el concepto
2) Enseñar sobre la cosmética coreana, sus beneficios y ventajas. Ahí el producto estrella de lanzamiento que elegimos fueron las mascarillas.


¿Por qué empezar con Kocostar?

KOCOSTAR me deslumbró en la feria como marca y eso hizo que cada día de asistencia a la feria en el 2016, estuviera reunida con los representantes en su stand. Quería saber todo y me encantó el concepto de que era una fabrica que solo se dedicaba a mascarillas, efectivamente para todas las partes del cuerpo. Esto, para la tradición coreana, su rutina y cultura lo hacía aún más atractivo. La mascarilla era la frutilla de la torta y era una buena innovación para traer a Uruguay.


¿Cuáles son los proyectos a futuro?

Nuestros desafíos son seguir incorporando referencias para completar la rutina coreana y poder llegar a todos los rincones del país, tanto con los productos así como los conocimientos y aprendizajes sobre esta rutina y cultura que tienen tanto de especial para dar.

Una vez por año desde el 2016 viajo a Corea en búsqueda de novedades, esto hace que Hortensia esté siempre actualizada con los últimos lanzamientos de la cosmética coreana, o intenta estarlo :)  Cada viaje es un nuevo descubrimiento y me divierte mucho hacerlo.



¡Aquí les presento la línea del tiempo de Hortensia, este sueño hecho realidad!: