23 may 2017 Publicado en: Tratamientos
Mascarillas vs. Cremas


Mascarillas vs. Cremas ¿En qué es mejor invertir?

Todas  deseamos una piel radiante, que se vea y se sienta fresca, hidratada,  firme y tersa pero pocas sabemos cómo lograrlo. La verdad es que para  tener una piel perfecta hay que invertir y dedicarle tiempo  para  nutrirla con los mejores tratamientos.

style="color:#FF0000">;¿Qué son las mascarillas?

Las mascarillas  son tratamientos que se aplican sobre la piel y tienen como propósito limpiarla, nutrirla o revitalizarla, a través del aprovechamiento de propiedades, escencias y nutrientes concentrados para que su fórmula sea mas efectiva.

Sabemos que las mascarillas de mejor calidad vienen de  Corea. La cosmética coreana ya es todo un referente de belleza internacional, sus productos se basan en cuatro conceptos estratégicos: alta calidad, eficacia, diseños únicos y por supuesto todo ello con precios muy  competitivos. Fórmulas únicas, resultado de años de investigación,  elaboradas con los ingredientes de la más alta calidad y empleando  altas concentraciones de principios activos para asegurar la máxima  satisfacción de los consumidores. Se presta mucha atención a cada sustancia, evitando al máximo el uso de compuestos químicos y buscando   sustancias naturales y afines a la estructura de la piel para  garantizar  alta calidad, eficacia y tolerancia de cada producto.

Las mascarillas listas para usar han revolucionado la manera en que cuidamos nuestra piel y la rutina de  belleza de muchas mujeres que  buscan un cutis perfecto. ¿Por qué?  Bueno,  lo más importante es que  estas mascarillas se encuentran  empapadas en un suero que contiene  INGREDIENTES ACTIVOS, aquí no hay  una mezcla con un conductor, así que  la piel los recibe prácticamente  puros y los absorbe por completo. No se  combina con las impurezas o  contaminantes de los dedos ya que no  tienen contacto con ellos.  Además, son empacadas en sobres hechos con materiales que las protegen  de cambios de temperatura y de la luz del sol o artificial que las puede  dañar, y  vienen de manera individual así que cuando se aplica una, las demás quedan intactas y puras. La contra sería el tiempo que se deja la mascarilla que va de 20 a 25 minutos,   pero seamos sinceras ¿quién no está dispuesta a invertir un poco de  tiempo si de verse bella se  trata? ¡Se pueden aplicar cada 3 días!


4-modo-de-uso-2-03.jpg



Por décadas hemos sido  esclavas de las cremas, en botes o  en tubos,  grandes o pequeñas, no  importa todas prometen darle a la  piel lo que  necesita para verse  joven. Pero los tiempos han cambiado y  han revelado  otras maneras de  cuidar la piel, entre ellas las  mascarillas listas para usar.

Las  cremas han sido el monopolio de la belleza más grande y lo bueno de  ellas es que las aplicas en segundos y listo. Lo malo y lo que poca gente sabe es que la eficacia  de los ingredientes se ve reducida al combinarlos con la base, la  crema en sí, que funge como conductora.  Otro de los contras de las  cremas es que al aplicarlas con los dedos,  si  éstos están sucios o  tuvieron contacto con algo más antes de tocar la crema, se puede  contaminar de bacterias, polvo, etc que afectan el producto. También,  los componentes de las cremas se ven afectados con   cambios en el clima  (demasiado calor o humedad, por ejemplo) ya que no se mantienen completamente cerradas.

Así que te invitamos a dejarte llevar no sólo por lo que está de  moda,  sino por los avances de la tecnología y la ciencia que han creado  una  manera más eficaz, sencilla y funcional de llenar tu piel de nutrientes.


Fuente: embelle.com.mx - Hortensia Blog



Publicar comentario