MATRIZ DE PIELES

Las mascarillas son el nuevo básico para mantener una piel saludable e hidratada. 

En su mayoría están realizadas con tejido vegetal (tencel o rayón de camelia).

Son muy cómodas de usar,  solo tienes que aplicarla en la rostro y esperar 15 o 20 minutos. 

Vienen formuladas en función del efecto deseado (hidratante, calmante, antibacterial, acné, regenerativa, entre otros) gracias a que están hechas con extractos botánicos y principios activos que potencian su acción.

La mayor ventaja de este formato es su gran poder penetrante ya que su eficacia es mayor a la de cualquier otro tratamiento. La oclusión ( que es el cierre con el aire) es el secreto de la rápida acción y resultados visibles. Lo más innovador es que ya vienen preparadas para directamente usar.

 

En la siguiente matriz podrás encontrar una clasificación de acuerdo al tipo de piel que tienes.